El Río Nilo es el más importante de África, recorre 10 países del continente: Burundi, Egipto, Etiopía, Kenia, República Democrática del Congo, Ruanda, República del Sudán, República del Sudán del Sur, Tanzania y Uganda. Asimismo, es el segundo afluente más largo del mundo, después del Amazonas.

Imagen de Martin Mekatrig en Pixabay

Es símbolo y semejanza de la Civilización Egipcia. Es historia, cultura, progreso y sabiduría. Razones por las que visitarlo será la mejor opción que elijas al pasarte por Egipto.

Imagen de Tamás Juhász en Pixabay

Desde Colreservas, te ofrecemos un increíble plan, en el que podremos recorrer en crucero este espléndido caudal. En la ruta, disfrutaremos de visitas a templos, mercados, espectaculares paisajes y atardeceres, y una deliciosa comida a bordo. Además de las actividades que el mismo crucero nos ofrece.

Imagen de KHGraf en Pixabay

Recorreremos, con la compañía de un guía permanente de habla hispana:

Imagen de Cocoparisienne en Pixabay

Alta Presa de Asuán

La Presa de Asuán o la Represa de Asuán es una megaconstrucción que inició obra en 1959 y finalizó en 1970, con el fin de finiquitar la ola de inundaciones y sequías que sufría el Bajo Nilo (Zona Norte de Egipto) todo el año. Fue financiado por Egipto y la Unión Soviética.

Photo by Cédric Dhaenens on Unsplash

Tiene una longitud de 3.600 metros y 111 metros de altura. Su base tiene 980 metros de ancho y posee 40 metros de ancho en la cúspide. Para su construcción se utilizaron 43 millones de metros cúbicos en piedra.

Photo by Leonard von Bibra on Unsplash

Asuán genera a hoy la mayor parte de la energía que consume Egipto. En la visita podemos presenciar la impresionante grandeza de la represa.

El costo del ingreso es de 30 LE (2 USD).

Photo by Sherif Moharram on Unsplash

Templo de Philae

El Templo Philae o Filae estaba ubicado en una isla con su mismo nombre. Está dedicado a Isis, la diosa del amor. Es uno de los mejores conservados del país.

Imagen de Jositos59 en Pixabay

La leyenda egipcia cuenta que cuando el Rey Osiris, esposo de Isis, fue asesinado por su hermano Seth, lanzó pedazos de él por todo Egipto, por lo que Isis los recogió y lo reconstruyó, alejándose de todo y yéndose a vivir con él a la isla Philae, donde tiempo después, construyeron un templo en su honor.

Cabe destacar que cuando se realizó la construcción de la Alta Presa de Asuán, el Templo de Philae se hundió en el Nilo. Sin embargo, se trasladó piedra con piedra hasta la ubicación actual en la Isla de Agilkia. Está ubicado a pocos kilómetros de la represa de Asuán.

El costo de la entrada es de 100 LE (7 USD).

Imagen de Albert Dezetter en Pixabay

Templo de Kom Ombo

En las orillas del Río Nilo se ubica la ciudad de Kom Ombo, en la cual se destaca un hermoso templo con su mismo nombre.

Imagen de Makalu en Pixabay

En el Templo Kom Ombo hay dos entradas y dos santuarios, esto es debido a que en él se le rinde culto a dos dioses: Haroeris, dios de la realeza del cielo, es decir uno de los que inició la Civilización Egipcia y Sobek, dios de la fertilidad y creador del mundo, quien es famoso por ser mitad cocodrilo y mitad humano.

Imagen de Albert Dezetter en Pixabay

El templo vislumbra una arquitectura grecorromana, visualizada en jeroglíficos. Al igual que cuenta con varias adoraciones y muestras de Sobek. También nos vamos a encontrar con el Museo del Cocodrilo y la Capilla Hator que cuenta con cocodrilos momificados, los cuales eran utilizados como culto a su dios.

La entrada tiene un costo de 80 LE (5 USD).

Imagen de Albert Dezetter en Pixabay

Templo Edfu

Para llegar al Templo, primero anclamos a la ciudad  de Edfu, ubicada a orillas del Río Nilo. En esta ciudad vamos a disfrutar del hermoso paisaje que encanta la vista.

Imagen de Albert Dezetter en Pixabay

El Templo Edfu es dedicado a Horus, dios celeste de Egipto, quien fue mitad halcón y mitad humano; hijo de Osiris e Isis. Es el mejor conservado de Egipto y el segundo más grande del país, después del Templo de Karnak.

Imagen de Lapping en Pixabay

Su construcción inició en el periodo helenístico en el 237 a.C. y finalizó en el 57 a.C. Fue destrozado en gran parte en el 391 d.C. por los cristianos, tras la orden del Emperador Teodisio I de prohibir el culto no cristiano en el Imperio Romano.

Imagen de Nadine Doerlé en Pixabay

Luego del ataque, el Templo se enterró más de 12 metros bajo la arena del desierto durante siglos, permitiendo que su construcción quedara intacta durante muchos años. Posteriormente, en el año 1.860, en inspecciones arqueológicas, lograron encontrar y desenterrar Edfu.

Sus medidas son de 137 metros de longitud por 79 metros de ancho y 36 metros de altura.

La entrada tiene un costo de 60 LE (4 USD).

Imagen de Nadine Doerlé en Pixabay

La Esclusa de Esna

Para cualquier trayecto entre las ciudades de Asuán y de Lúxor, es importante pasar de manera obligatoria por la Esclusa de Esna, que es una gran construcción de ingeniería civil, la cual fue necesaria para permitir el paso de barcos en la ciudad de Esna, debido a que el Río Nilo tiene en este lugar un desnivel de más de 10 metros. El paso por la Esclusa es obligatorio para todo tipo de navegación por el Río y permite el tránsito de dos barcos al tiempo, cada 30 o 35 minutos.

Imagen de Erich Westendarp en Pixabay

Templo de Lúxor

Fue construido entre los años 1.400 a.C. y 1.000 a.C. en honor al dios Amón, dios del viento. Mide 260 metros de largo. Fue descubierto en el año 1.884.

Imagen de Makalu en Pixabay

Está ubicado a tres metros del Templo Karnak. 

Imagen de Albert Dezetter en Pixabay

El Templo de Lúxor fue habitado por distintos faraones como Amenhotep III, Ramsés II, Horemheb y Alejandro Magno.

La entrada tiene un costo de 100 LE (7 USD).

Imagen de Kalia Azy en Pixabay

Templo de Karnak

Es el templo más grande de Egipto. Su perímetro es de 2.400 metros y tiene a su alrededor una muralla de 8 metros de grosor.

Imagen de lapping en Pixabay

Su construcción inició en en el 2.200 a.C. y finalizó en el 360 a.C. También fue cimentado en honor a Amón.

Dentro de él hay más de 20 complejos arquitectónicos como lo son el Recinto de Amón, el Recinto de Montu, el Recinto de Mut, el Templo de Jonsu, el Templo de Opet y el Templo de Ptah.

Imagen de Sciffler en Pixabay

La edificación del Templo de Karnak fue posible, gracias a faraones Hatshepsut, Seti I, Ramsés II y Ramsés III.

Imagen de Bison11 en Pixabay

Su mayor atractivo es la Sala Hipóstila, que cuenta con más de 5.000 metros cuadrados y 134 columnas talladas.

El costo de la entrada es de 120 LE (8 USD).

Imagen de jarekgrafik en Pixabay

Si deseas conocer más sobre Egipto y recorrer más ciudades de este espléndido país, escríbenos, estamos felices de atenderte.

Recibe más información, comunicándote con nosotros en el WhatsApp +573162806495 o visita: www.colreservas.com.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí