El papiro fue durante siglos el soporte de escritura de la Civilización Egipcia, allí trazaban jeroglíficos y pintaban simbología.

Imagen de Kathleen Pirro en Pixabay

Origen de los papiros

El papiro es una planta de nombre científico Cyperus Papyrus, de la familia de las ciperáceas; viven en suelos húmedos, motivo por el cual se ubicaban desde tiempos remotos en las marismas del Río Nilo.

Imagen de JacLou DL en Pixabay

Elaboración de los papiros

Los egipcios escogían las plantas con el tallo más grueso, largo y con el aspecto de color verde más vivo. Posteriormente, cortaban las hojas y procedían a cortar por pedazos, según el tamaño que desearan obtener para el manuscrito, todos en partes iguales; después, dejaban los tallos en remojo con agua entre una y dos semanas para que ablandaran.

Imagen de Thawathai Seangsai en Pixabay

Seguidamente, se les quitaba la corteza y se utilizaban solo los tallos, los cuales se volvían a cortar en láminas delgadas. De allí, se prensaban sus partes con un rodillo para eliminar líquidos, poniendo unas en sentido vertical y otras en horizontal, procediendo al secado.

Imagen de Guillem Castro en Pixabay

Importante recalcar que la consistencia del tallo es pegajosa, de tal manera que sus partes se pegaban de manera natural, sin necesidad de ningún pegante.

Imagen de Oberholster Venita en Pixabay

Después de dejar secar, se lijaban los papiros con carbonato y sulfato de calcio. Luego, pintaban sus jeroglíficos con la técnica del fresco, la cual realizaban con pigmentos naturales de la tierra, disueltos en barro y agua.

Imagen de Robert C en Pixabay

Usaban tintes de color negro, que sacaban del carbón, el blanco de la cal o del yeso, el amarillo y el rojo del mineral terroso del desierto, el verde de la malaquita que es un mineral verde y el azul del lapislázuli que es una gema azul utilizada para la joyería desde la antigüedad. Igualmente eran usados para pintar los jeroglíficos en los templos.

Imagen de Graciela Zerpa en Pixabay

Los egipcios pintaban sobre una página del papiro con cálamo que es una caña vacía en su interior, a esta le aplicaban tinta y procedían a escribir sobre el papiro. También, usaron plumas de gansos para rayar sobre ellos.

Imagen de Oberholster Venita en Pixabay

Para mantenerlos intactos hasta nuestros días, le ponían resinas y aceites a sus trabajos. Realmente funcionó, porque hasta nuestros días podemos visualizarlos con claridad.

Para enrollar los papiros más largos, utilizaban madera, huesos o marfil. En este material escribían obras, cartas, fórmulas, cálculos.

Imagen de WikiImages en Pixabay

Instituto del Papiro Hassan Ragab o Museo del Papiro

Desde Colreservas, visitaremos el Instituto del Papiro Hassan Ragab o Museo del Papiro, ubicado en El Cairo, muy cerca de las Pirámides de Giza.

En el museo nos vamos a encontrar con una muestra de muchos papiros del Antiguo Egipto.

Imagen de Chaos07 en Pixabay

Además, podremos ver en vivo y en directo el proceso artesanal de la elaboración de ellos. ¡Es una gran oportunidad para conocer de cerca sobre la historia y cultura egipcia!

Todo el tour tiene acompañamiento de traductor en español, el cual va a estar atento a todas tus preguntas.

Imagen de Souza_DF en Pixabay

Asimismo, podremos comprar papiros personalizados: ¡definitivamente el mejor recuerdo!

Imagen de Oberholster Venita en Pixabay

Precio y horarios

El precio de la entrada al Instituto es gratuito y está abierto todos los días desde las 9:00 a.m. hasta las 7:00 p.m.

Imagen de KoalaParkLaundromat en Pixabay

En el lugar también venden recuerdos y piezas hechas allí mismo.

Imagen de Oberholster Venita en Pixabay

Desde Colreservas te invitamos a vivir esta increíble experiencia, que nos remonta a la época de Antes de Cristo.

Si deseas recibir más información, comunícate con nosotros en el WhatsApp +573162806495 o visita: www.colreservas.com. Estamos felices de atenderte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí